El IBEX y sus circunstancias técnicas ante el 20D

Se acerca el fin de año y los mercados esperan el `rally´ de Navidad, suceso frecuente pero no indispensable.

En octubre pasado ya hablamos de que en el IBEX, por el momento y pese a ser aquella una semana alcista, seguían pintando bastos. Era un momento de euforia optimista. La tendencia había cambiado con la ruptura alcista a mediados de agosto, pero seguimos pensando lo mismo.

 

claves-2-1

 

El rebote del precio ha aprovechado el momentum en noviembre para romper las resistencias inmediatas y parar en los niveles de 10.600 apuntados. La resistencia ya fue superada en semanal pero ha provocado un doble techo en gráfico diario. La subida se ha apoyado precisamente en el Gap, o hueco, aún sigue vigente como soporte y está señalado en el gráfico hasta que no se confirme lo contrario.

 

claves-2-2

 

¿Qué esperar?

El qué esperar en estos momentos es complicado de predecir. Parece que está aún por confirmar que el comportamiento de esta semana sea algo más que un rebote que pueda alcanzar los 10.000. Esa es la primera zona de recogida probable de beneficios, puesto que combinaría niveles de resistencias con probable pullback sobre la misma, los cuatro ceros y la subida de los mercados habitual antes de final de año.

 

En enero será otra historia, pues lo normal es que haya un receso en los precios, pero ya el devenir del primer trimestre dependerá mucho de cómo responda el mercado realmente a las circunstancias globales

En enero será otra historia, pues lo normal es que haya un receso en los precios, pero ya el devenir del primer trimestre dependerá mucho de cómo responda el mercado realmente a  las circunstancias globales. Técnicamente, y a medio largo plazo, hay que volver a acumular antes de entrar en nueva fase alcista. Y eso implica un mercado lateral bajista hasta que poco a poco vayan ingresando los grandes capitales (los grandes fondos de inversión, planes de pensiones,  Sicavs y Family Offices) a cambiar las reglas de juego.

A menos de una semana del 20D, es posible que el selectivo español ya haya descontado por el momento la peor de las circunstancias, pero si esta semana termina alcista, el lunes sin duda se recogerán beneficios. Y a la inversa: si esta semana termina en rojo con respecto al lunes, el mercado recibirá con subida momentánea las nuevas que vengan, independientemente de lo que pase en el circo de la política. Ése sería al menos su lógico comportamiento, aunque hablando de mercados financieros, nunca se debe de poner la mano en el fuego.

Por el momento, el IBEX sigue en números rojos con respecto al 1 de enero, restando un 6,18% de valor, aunque el interanual solo acumula una pérdida de 3,67%. Dar la vuelta al color de las velas parece complicado, teniendo en cuenta, además, que el rango medio de recorrido de las últimas 52 semanas ha rondado los 450 puntos y existen importantes zonas de resistencias en diario incluida la vigente directriz bajista.

Escrito por: Teresa Romero
Presidenta de ANATTEA Gestión.