¿Cómo ahorramos en España?

La importancia de los fondos de inversión para el ahorrador español sigue en aumento tal y como demuestran los datos que mensualmente reporta Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones). Desde los mínimos marcados en septiembre de 2012, la industria de los fondos de inversión ha captado 151.649 millones de euros de dinero de partícipes.

Fuente: Inverco / Elaboración propia

Fuente: Inverco / elaboración propia

Los ahorradores nacionales continúan confiados en estos vehículos para canalizar sus inversiones.

Desde que comenzó el año el patrimonio de estos productos ha crecido cerca de un 5%, hasta marcar 274.492 millones con una captación en lo que va de año de 11.369 millones de euros.
Teniendo en cuenta las diferentes categorías de los fondos de inversión según datos de INVERCO sigue teniendo mayor peso la renta fija seguido por los fondos globales y Renta Fija Mixta. Por otro lado los fondos monetarios han ido perdiendo peso en los últimos años a la par que mermaban su liquidez.

En líneas generales el mes de agosto ha sido un mes muy complicado hablando de resultados para estos vehículos, pues las rentabilidades han sido negativas en todas las categorías. En lo que va de año el conjunto de vehículos presentan el mismo panorama negativo que en el mes de agosto, salvando los de Renta Variable Nacional e Internacional que subieron un 2,85% y un 0,55% respectivamente.

Fuerte: Inverco /elaboración propia

Aunque el patrimonio de fondos de inversión ciertamente se ha incrementado de una manera notable en los últimos años, si analizamos los datos del Banco de España de dónde depositan los Activos financieros las familias españolas nos fijamos que realmente estas siguen siendo bastante conservadoras y siempre se recurre a clásicos productos ya que parece que les da confianza y tranquilidad, aunque apenas aporten rentabilidad.

Los fondos de inversión representan el 15% de los ahorros de las familias españolas, muy lejos del casi 40% que representan los depósitos y el efectivo. Parece mentira este porcentaje tan elevado teniendo en cuenta como están los tipos de interés de los depósitos y el riesgo que se corre de no cubrir la inflación y terminar perdiendo poder adquisitivo con el paso del tiempo.

Es verdad que el ahorrador español ha evolucionado desde la crisis financiera y hemos pasado del 9% en inversión e IICs al 15% actual, pero aún queda camino por recorrer para terminar convergiendo con las tasas de ahorro de estos vehículos de nuestros vecinos europeos. Esto será posible ya que cada vez hay más cultura financiera en nuestro país asó como un mayor interés por la inversión.

Este aumento de la inversión en fondos se ha visto reforzado por un trasvase desde los depósitos y efectivo que han perdido peso desde el 46,8% de 2008 hasta el 39,9% de la actualidad.

Fuente: Banco de España / elaboración propia

Todos estos datos reflejan que la distribución del ahorro está cambiando: el inversor español apuesta cada vez más por el riesgo para sacarle más partido a su dinero. Es decir: se está alejando de los productos tradicionales que, en la actualidad, con los tipos de interés en mínimos, apenas dan rentabilidad, y está mirando hacia otros productos de inversión que ofrecen oportunidades de retornos positivos. El hecho de que cada vez haya más gestoras independientes del canal bancario en España hace que mejore el abanico de opciones para el ahorrador.

Escrito por: Javier Blanco Cuñado
Director General de ANATTEA Gestión.